Crédito rápido – Conoce sus ventajas e inconvenientes

Un crédito rápido es una manera efectiva de conseguir dinero de manera urgente. En los últimos años han proliferado las entidades que facilitan créditos de manera rápida a clientes con necesidades inmediatas de dinero. Disponer de dinero de manera inmediata es relativamente sencillo con todas las ventajas que esto puede tener, pero a su vez también acarrea una serie de inconvenientes que debes conocer.

Crédito rápido - Conoce sus ventajas e inconvenientes

Desde hace ya cierto tiempo se comercializan por diversos medios de comunicación préstamos rápidos para necesidades de dinero urgente. Un crédito rápido se lanza al mercado siempre con la característica de ser muy accesible y fácil de obtener, pero con todas las ventajas que podemos ver en ellos, también presentan una serie de inconvenientes asociados.

Ventajas de un crédito rápido

Una de las principales ventajas de estos préstamos la podemos encontrar en la rapidez con la que el dinero llega a nuestras manos. En muchos casos en menos de 24 horas se puede disponer en nuestra cuenta de una módica cantidad de dinero para responder a ciertos problemas de necesidad de dinero urgente. Se permite prácticamente la devolución del dinero mediante domiciliación de los mismos en cualquier entidad. No es necesario especificar la necesidad por la que solicitamos el préstamo.

Los trámites para la solicitud del préstamo suelen ser mínimos. En muchos casos con una fotocopia de su documento nacional de identidad, la última nómina o declaración de la renta y un justificante de su domicilio habitual basta para realizar la solicitud y que se le conceda el dinero. La solicitud de un crédito inmediato se puede realizar empleando muy diversos canales, como por ejemplo por teléfono, correo electrónico e incluso vía sms.

Se trata de un producto cerrado del que conoceremos con antemano las cuotas que debemos pagar para devolver la cantidad solicitada. Además, la facilidad para concederle el dinero solicitado es máxima, para pequeñas cantidades, incluso en casos en los que se ha incurrido en algún tipo de impago.

Las entidades comercializadoras de este tipo de préstamos permiten que su cartera de clientes solicite las veces que le sean necesario créditos de este tipo, siempre que no se haya incurrido en un impago con anterioridad.

Inconvenientes de un crédito rápido

El principal inconveniente de este tipo de préstamos es el elevado tipo de interés que se paga, que puede llegar a ser hasta tres veces más que la de un préstamo personal. Los tipos de interés para este tipo de productos son muy elevados, llegando a estar entre el 20 y el 25%.

Al tratarse de un producto cerrado en cuotas y plazos, no existe flexibilidad en caso de aparición de inconvenientes a la hora de realizar los pagos.

La cuantía máxima que permiten solicitar no suele ser muy elevada, por lo que para ciertas necesidades no nos ayudan a solventar nuestro problema.

Un impago de un crédito de este tipo puede tener consecuencias muy elevadas con respecto al montante de dinero solicitado y por esto te recomendamos que siga leyendo nuestro próximo post.