Préstamo personal en función de su tipo de interés

Cuando hablamos de préstamos rápidos estamos hablando de un tipo de préstamo personal que tiene la especial característica de concederse en plazos de tiempo muy cortos. Por lo tanto al tratarse de créditos rápidos pueden también agruparse en función del tipo de interés aplicable. Hoy te explicamos a fondo qué clases pueden haber en función del tipo de interés pactado.

Préstamo personal en función de su tipo de interés

Cuando hablamos de préstamos rápidos tenemos que saber que estos están sujetos a un tipo de interés,tal y como sucede con un préstamo personal,  que puede variar en función de lo pactado. El tipo de interés no es más que la comisión que las entidades que nos prestan dinero cobran por prestárnoslo. Cada entidad nos ofrece el tipo de interés que le convine, mejorando siempre en función de las garantías que se aportan. Los préstamos rápidos pueden están sujetos al tipo de interés que le interese a la entidad.

Según el préstamo personal que contratemos, podemos decir que existen tres tipos de créditos, extensible a préstamos rápidos, en función del tipo de interés que se firme:

Interés fijo

En el  préstamo personal de interés fijo el tipo de interés se mantiene constante a lo largo de toda la vida del préstamo. La principal característica de este tipo de préstamo es que se conoce desde el principio el total de los intereses que se tienen que pagar. En cualquier caso tanto el prestamista como el prestatario están expuestos al riesgo de interés, que quiere decir que si los tipos de interés bajan, el cliente no se puede beneficiar de dicha bajada, pudiendo estar pagando un precio superior al que lo haría si la operación la contratase en esos momentos, pero Si los tipos de interés suben, es el prestamista el perjudicado, ya que no podrá repercutir en el cliente esta subida. Es muy común encontrar prestamos rápidos sujetos a tipos de intereses fijos.

Interés variable

En el préstamo personal de interés variable el tipo de interés puede cambiar a lo largo de la vida del préstamo y su amortización. Este cambio es debido a la evolución del índice al que se referencia el préstamo, que refleja el precio del dinero en el mercado. El tipo de interés se suele expresar como la suma de dicho índice de referencia más un valor diferencial, que puede ser de entre 2 y 5 puntos. Si nos decidimos por un préstamo de interés variable debemos comparar todas las ofertas prestando especial atención tanto al índice al que se referencia como al diferencial que se nos aplique, ya que entre entidades puede haber grandes variaciones. Existen algunos casos en los que los préstamos rápidos suelen tener como referencia a un tipo de interés variable.

En los préstamos de interés variable tanto el prestatario como el prestamista corren el riesgo de las oscilaciones que pueda haber con respecto a los índices de referencia:

  • Si los tipos de interés bajan los clientes salen beneficiados ya que pagarán menos intereses, pero esta situación perjudica al prestamista debido a que se estrecha su margen de beneficio.
  • Si los tipos de interés suben, es el prestatario quien se ve perjudicado al tener que pagar más intereses, mientras que el prestamista puede ver aumentado su margen de beneficios.

Interés mixto

En el préstamo personal de interés mixto se combinan períodos de interés en los que los tipos permanecen fijos y otros en los que el interés varía acorde a los índices de referencia. Las comisiones y los plazos de amortización son muy similares a las de los préstamos de interés variable. Se trata de una combinación de los dos tipos de préstamos anteriores, por lo que se combinan las ventajas e inconvenientes de ambos.

Te recomendamos que leas nuestro artículo sobre los tipos de interés para los préstamos rápidos para que valores los productos existentes en el mercado. En nuestro próximo post trataremos el tema de las comisiones de los créditos. Pulsa a continuación para seguir leyendo.