Reunificación de deudas para tu mejora financiera

Si no conoces lo que es la reunificación de deudas, hoy te explicamos al detalle en qué consisten y cuando pueden ser convenientes en función de tu situación financiera. No te pierdas este nuevo artículo de préstamos rápidos.

Reunificación de deudas para tu mejora financiera

La reunificación de deudas se ha convertido en unos pocos años en un término muy común en ciertos entornos financieros. Hoy en día y en el actual contexto económico que vivimos muchas personas tienen problemas económicos debidos a las deudas contraídas en años anteriores con tarjetas de crédito, préstamos personales rápidos e hipotecas. Para estas personas y solo en ciertas condiciones puede ser muy interesante unificar todas sus deudas, permitiéndoles minorar los costes de las mismas.

Muchas familias tienen dificultades para llegar a final de mes debido a la suma de todos los tipos de créditos y pagos que tienen contraídos. La reunificación de deudas puede ser una de las mejores salidas para lograr mejorar la economía y para garantizar el pago de todas estas deudas. Y es que la reunificación de deudas no solo puede permitir hacer frente a estas, sino que puede también ayudar a ahorrar algo de dinero.

Reunificación de deudas

La reunificación de deudas permite concentrar todas nuestras deudas bancarias, como pueden ser préstamos hipotecarios, deudas de tarjetas de crédito, préstamos personales, etc., en una sola cuenta, logrando mejorar e incluso bajar la tasa de interés mensual que se aplica a cada uno de estos productos por separado, además de permitir disminuir los costes asociados a todos, con lo que se logrará mejorar la economía personal. En pocas palabras podemos decir que pasamos de tener varias deudas pendientes a una única deuda, mejorando las condiciones globales sobre estas.

La reunificación de deudas es una acción que puede ejecutar cualquier persona con deudas, permitiendo que estas mejoren su situación financiera, ya que les supone satisfacer todas sus deudas de manera más fácil.

Beneficios

Beneficios de la reunificacion de deudasComo ya te hemos comentado con anterioridad, puede que una persona haya contraido muchas deudas con uno o varios prestamistas , por una hipoteca para la compra de una casa , por un préstamo para comprar un vehículo, por pagos de recibos aplazados por compras realizadas con la tarjeta de crédito , por un crédito para unas vacaciones, etc.

Todo este tipo deudas generan unos pagos a los que hay que hacer frente mes a mes. Cada uno de ellos con cierta tasa de interés aplicada, que puede llegar a ser hasta de un 25 % sobre el importe, además de ciertas tasas, como pueden ser las de administración, que las entidades pueden estar aplicando por haber concedido los préstamos.

Una alternativa perfecta para estas situaciones financieras y para evitar todos los costes adicionales que se crean, es la reunificación de deudas, en la que se reúnen cada una de las obligaciones en una única, lo que permite la cancelación de cada uno de estos préstamos, generando una única obligación de manera más sencilla y permitiendo que sea cómodo su gestión y pago.

Sin duda, la ejecución de una reunificación de deudas es una gran opción para salir de la molestia que supone encarar la responsabilidad sobre diversos préstamos, siendo siempre más beneficioso y consiguiendo sacar siempre un buen provecho sobre el nuevo crédito.

La ventaja fundamental de la reunificación de deudas se basa en que todas las deudas se consolidan en una sola, lo que básicamente proporciona una reducción en los gastos a los que se tienen que hacer frente en cada ciclo de cancelación parcial de las diversas deudas, lo que permitirá disponer de más dinero y de una economía más saneada.

Con la reunificación de deudas , se combinan todos los préstamos y créditos que se tenían en una sola deuda de un único plazo determinado que puede ser de mayor plazo, lo que consigue la caída mensual de gastos en relación a la suma de todas las obligaciones varias a las que había que hacer frente , esto implica que si por ejemplo debíamos hacer frente mensualmente a unos 1200 Euros entre todas las deudas, esta cantidad puede disminuir hasta en un 25 %, permitiendo un alto margen de acción con el fin de poder utilizar el dinero sobrante en otras cosas o simplemente disponer de una economía más holgada.

Disminuimos con todo esto tanto las tasa de cancelación, administración, etc. de los préstamos, como el tipo de interés por poder acceder a uno más bajo, al poderse jugar con el periodo de pago de la deuda.

Para poder acceder a este tipo de estructura financiera se tienen que cumplir con ciertas condiciones específicas, como puede ser disponer de una casa en propiedad. La estrategia suele ser siempre la reunificación de deudas en un préstamo hipotecario, debido a que los tipos de intereses que se aplican son menores, cancelando los restantes préstamos contraídos. Eso sí la tasación de la vivienda, debe llegar a un valor específico que se adapte al valor de los préstamos contraídos y el préstamo hipotecario debe ser por un plazo superior al máximo plazo de los préstamos individuales que se tenían contraídos.

Otras alternativas

Ahorrar dineroAntes de recurrir a la reunificación de deudas debemos evaluar nuestra situación financiera y valorar todas las alternativas posibles según nuestras necesidades reales, ya que, aunque este tipo de operaciones permite a aliviar las cargas mensuales, puede presentar numerosos inconvenientes según su situación. Existen ciertas alternativas de ahorro que pueden ayudarnos a solventar ciertos problemas financieros puntuales. Entre estas alternativas tenemos:

Solicite un préstamo personal: Si su situación es de necesidad de dinero puede que simplemente necesite solicitar un crédito. Estudie su situación financiera real, compare ofertas, lea atentamente las condiciones del crédito solicitado, incluyendo la letra pequeña y haga cálculos realistas para evitar estafas y sorpresas.

Pida ayuda a familiares y amigos: Si se trata de una necesidad específica o se necesitan pequeñas cantidades de dinero, puede ser preferible recurrir a familiares o amigos antes que negociar con entidades de crédito privadas. Puede que recurrir a esta opción sea incomodo, ya que tendrá que hacer frentes a ciertas preguntas muy personales y a ciertos juicios de valor que quizás no esté dispuesto a asumir, pero puede que esto sea mejor que recurrir a dinero con un alto coste añadido.

Solicite un adelanto de su nómina: Si usted tiene una necesidad específica, una opción es solicitar un anticipo de la nómina de la empresa. Las condiciones de devolución suelen ser muy asequibles.

Ajústese el cinturón: Puede que sea una de las premisas más eficaces para evitar problemas financieros. No gastar más de lo que se tiene y restringir el consumo de ciertos productos o servicios, es la mejor manera de ahorrar. La gran desventaja es que se requiere de cierto sacrificio, perseverancia y cambio de los hábitos de consumo personales.

Compare: Si usted tiene ciertos costes fijos relacionados con recibos, como pueden ser seguros del coche, seguro del hogar o recibos del gas o de la luz intente comparar entre los distintos proveedores, para obtener disminuir los gastos asociados a todos ellos. Hoy en día internet es un medio que permite mediante el uso de comparadores, obtener las mejores ofertas del mercado para conseguir los mejores precios.

Renuncie a su estilo de vida: En ciertos casos de endeudamiento excesivo es necesario renunciar al estilo de vida, eliminando gastos que pueden implicar o afectar a su condición social.

Renegocie simplemente la hipoteca: Renegociar a la hipoteca puede ser una opción buena, pidiendo a su entidad una reducción de la tasa de interés o una ampliación del plazo o de capital sobre la misma, ya que las cuotas se reducirán y logrará liquidez, aunque en el largo plazo la hipoteca salga más cara.

Solicite un período de carencia: Puede que otra opción sea solicitar un período de carencia sobre su hipoteca al banco, es decir, pagar durante un tiempo solo intereses. De este modo, la cuota mensual se reduce significativamente y obtiene cierto margen de maniobra para recuperar liquidez.

Venda su vivienda: Esta posibilidad aunque sea muy dura le permitirá deshacerse de sus deudas. El problema es si vende más barato que el montante de sus deudas, lo que puede producir resultados desastrosos.

Reasigne la hipoteca: Una opción si su problema es la hipoteca es reasignársela a otro, es decir, transferir la propiedad a un nuevo propietario a cambio de que se encargue de cubrir la hipoteca.

Intente negociar todas las condiciones: Renegocie todas las deudas contraídas buscando siempre obtener mejores condiciones. Muchas entidades prefieren renegociar a que se generen impagos. Renegociar no significa tener que ejecutar una reunificación de deudas, sino que simplemente implioca mejorar las condiciones.

El siguiente vídeo nos muestra ciertos consejos de gran ayuda que nos permitirán ahorrar y mejorar nuestra situación financiera:

Recuerde que siempre tiene la opción de consultar a expertos financieros, que seguro le ayudarán y le asesorarán para mejorar su situación financiera y realizarán con usted simulaciones para recomedarle si es aconsejable la reunificación de deudas en su caso o simplemente ajustar otro tipos de gastos.

Ahora puedes conocer más sobre los préstamos online visitando el siguiente artículo.