Tipos de interés para los préstamos personales rápidos

Si te interesa saber los tipos de interés que aplican las entidades bancarias y financieras a la hora de conceder préstamos personales rápidos, definitivamente este es tu post. Te descubrimos todo acerca de los tipos que se aplican a la hora de solicitar este tipo de préstamos o al usar tarjetas de crédito para este fin. No te pierdas un solo detalle del mismo porque a la hora de solicitar créditos rápidos este factor es uno de los aspectos más importantes.

Tipos de interés para los préstamos personales rápidos

Como ya te hemos contado con anterioridad los préstamos personales están vinculados en la mayoría de los casos a la compra de productos de consumo cotidiano y de ahí la necesidad en muchos casos de que los mismos se traten de préstamos rápidos, con la característica añadida de que la devolución del importe solicitado se realiza en relativo corto espacio de tiempo. Como te hemos comentado los créditos personales son concedidos por bancos o entidades financieras de crédito. Y son estos los que en función del tipo de préstamo personal que solicitemos y las garantías que aportemos los que nos impondrán los tipos de interés correspondientes.

Tipos de interés aplicables

Para créditos personales concedidos por entidades bancarias los tipos de interés de devolución pueden llegar a ser del 12%. Para entidades financieras de crédito los intereses pueden llegar a ser de hasta un 25%. En los préstamos personales con garantía se debe siempre garantizar la devolución del mismo vinculándolo con algún bien propio que sirva como garantía de devolución, como por ejemplo vehículos, joyas o cualquier objeto de cierto valor.

Para los denominados créditos rápidos, que en su mayoría conceden las entidades financieras de crédito, los tipos de intereses oscilan entre el 15 y el 25% y depende como siempre de la cantidad de dinero rápido solicitado y el tiempo de devolución del mismo.

Uso de tarjetas de crédito

El uso de tarjetas de crédito, que suelen ser bastante fáciles de conseguir, es otra manera de obtener un crédito a corto plazo. Suelen haber muchos tipos y con condiciones muy diferentes. El uso de tarjetas de crédito como mecanismo para conseguir créditos personales tiene de especial que una vez que disponemos de dicha tarjeta podemos comprar uno o más productos de hasta cierta cantidad de dinero y a posteriori podemos ir devolviendo a la entidad bancaria el importe gastado en diversos plazos, por lo que se dice que se aplazan los plazos de devolución. Este tipo de créditos personales rápidos empleando tarjetas de crédito suele tener intereses asociados bastante elevados, llegando a ser de hasta un 25% en algunas entidades.

Nuestra recomendación es estudiar al detalle antes de solicitar cualquier tipo de crédito o cuando se empleen tarjetas de crédito para este fin, las condiciones contractuales impuestas por la entidad, con el fin de evitar sorpresas de cualquier tipo.

A continuación te traemos los cinco aspectos claves a considerar a la hora de solicitar préstamos rápidos.